Cerrar

La parafina o baños de parafina con fines terapéuticos

¿Cuál es la técnica de aplicaciones de la parafina? ¿Cuáles son las indicaciones, contraindicaciones y precauciones de la parafina?

Tema: La parafina o baños de parafina con fines terapéuticos

28-Dic-2009 QuimiNet Artículos médicos, Cuidado personal, Medicina y salud
cuidado-personal.jpg
Foto por: © Getty Images
Cuidado personal
Aumentar tamaño
Disminuir tamaño

La parafina es una sustancia blanca, de aspecto untuoso, en forma de cera, que se obtiene de la destilación del petróleo, por tanto es un hidrocarburo. Por sus características físicas: maleabilidad, conductibilidad térmica y punto de fusión, es ampliamente usada como un medio de generación de calor por conducción.

La parafina tiene un punto de fusión, a nivel del mar, de 53ºC, temperatura a la cual se la emplea con fines terapéuticos. En este punto de temperatura la parafina, originalmente sólida, se vuelve líquida y tiene acción térmica al ceder calor por conducción.

Para que la parafina sea empleada en termoterapia, debe ser calentada hasta alcanzar el punto de fusión. Para ello existen aparatos de uso profesional, pero también se puede recurrir a elementos domésticos.

La parafina al ser un hidrocarburo, y por tanto una materia combustible, jamás debe ser puesta en contacto directo con el fuego o cualquier fuente de energía térmica.

Técnica de aplicación de la parafina

Una pequeña cantidad de parafina líquida, al ser expuesta al aire se solidifica de inmediato, pero conserva por algún tiempo el calor (calor de fusión), y a la vez se vuelve una especie de aislante. Esta propiedad es la que se emplea para su aplicación terapéutica.

Son varios los procedimientos de aplicación. El más empleado, siempre que la forma de la zona corporal a tratar lo permita (por ejemplo pies o manos), es la inmersión.

Método de inmersión

El segmento se sumerge en parafina caliente por 1 ó 2 segundos y se saca. De manera inmediata la parafina empieza a solidificarse, formando una película delgada. Esta película protege y aísla de la acción térmica de otras inmersiones. Luego de unos pocos segundos, se vuelve a introducir el segmento en la parafina líquida por 2 o 3 segundos y se retira. El proceso se repite por 8 ó 10 veces, hasta que se forme una capa gruesa de varios estratos. De inmediato se cubre con una bolsa de plástico y encima se envuelve en toallas para evitar la pérdida de calor.

Al cabo de unos 15 a 20 minutos la parafina ya no puede ceder energía térmica, y es el momento que termina el tratamiento. Se retiran las envolturas, y el guante o bota de parafina se puede quitar y ser devuelto al recipiente con el resto de la parafina, para ser reutilizado en muchas otras ocasiones más.

Embrocaciones

Para esta forma de aplicación se emplea una brocha (de pintura). En este caso, la brocha es sumergida en la parafina liquida y luego se la pasa por la zona a tratar, se aguardan algunos segundos para que se solidifique. Posteriormente se vuelven a pasar varias capas de parafina, las mismas que serán cubiertas con plástico y luego toallas o prendas de lana. Esta aplicación se recomienda por ejemplo para tratar rodillas, hombros, espalda, etc.

Compresas

También suelen emplearse compresas quirúrgicas (de tela gruesa y porosa) o de gasa, las cuales se introducen en parafina líquida y después son aplicadas al cuerpo en número de 4 ó 5. Si bien esta forma es sencilla de aplicar, es difícil reponer la parafina. Para ello, una vez concluida la aplicación, la compresa es sumergida de nuevo en la parafina hasta que adquiere nuevamente el estado líquido, en este momento se saca la compresa y se la exprime, quedando un remanente en la gasa.

Batido

Es una forma alternativa de aplicación, es "batir" con un cucharón la parafina cuando está líquida. Al hacerlo se va formando una especie de espuma (si está muy caliente demorará más en formar espuma). Cuando ya se tiene una cantidad apropiada, esta espuma se lleva, con la mano, a la zona a tratar y se la aplica hasta formar un gruesa capa, finalmente se cubre el área de la forma descrita anteriormente. Generalmente se usa cuando se desea cubrir toda la extensión de los miembros o la espalda.

Con fines estéticos, la parafina pude ser aplicada líquida –en forma de aceite- o como ingrediente activo de cremas –en ese caso, tendrá una consistencia parecida a la vaselina.

En su forma líquida, se utiliza en tratamientos reductores:

Se aplica en la zona, mientras se acompaña con un masaje para activar la circulación. Se suma calor –sirviéndose de mantas térmicas- y así se estimula la transpiración, que drena las toxinas. Este tratamiento es ideal en caderas y piernas, lugares donde suelen acumularse más fácilmente las adiposidades, pero puede hacerse en todo el cuerpo (exceptuando el rostro).
Después de la vasodilatación que provocan la parafina y el calor, se retira todo y se aplica frío para iniciar una vaso construcción. Este segundo paso posibilitará que la piel se hidrate absorbiendo el líquido que había expulsado. En esta etapa también se aplican cremas con activos reductores para estimular aún más los resultados. Cada sesión se extiende durante una hora.

La otra aplicación estética de la parafina es para suavizar y humectar la piel. En estos casos, se aplica caliente. Así, provoca que la humedad de la piel suba a las capas superiores, pero como no puede salir –porque se encuentra con la parafina que tiende a endurecerse- vuelve a la piel hidratando cada nivel de ella.

Siempre no sea en el rostro, que sólo debe tocar un especialista, este tratamiento puede hacerse en casa, ya que el mercado ya cuenta con aparatos especiales que calientan la parafina a la temperatura justa (o siempre podemos recurrir al baño María). En caso que decidamos tomar las riendas, debemos limpiar muy bien el área que trataremos, y aplicarle una crema humectante. Luego, sumergimos despacio en parafina o la aplicamos con un pincel. Damos tres o cuatro capas.

Cubrimos con una bolsa plástica y toallas para conservar la temperatura. Dejamos actuar hasta que sentimos que está fría y luego retiramos. Notaremos entonces cómo nuestra piel está ahora muy suave.

Siguiente

Agregar comentarios sobre este artículo

Comentarios del articulo

me interesaria saber, como adquirir un producto en Chile, oficina , direccion.
ximena leon( hace 30 meses)
Denunciar

me interesa para fines terapeuticos.
ximena leon( hace 30 meses)
Denunciar

Puede realizar una búsqueda escribiendo el producto que necesita el en BUSCADOR al pie de esta página en donde dice BUSCAR EN LA INDUSTRIA, gracias
Diana Gómez( hace 30 meses)
Denunciar

Regístrese para obtener nuestro Boletín Industrial QuimiNews en su Email
Mismo tema
Parte 1. La parafina o baños de parafina con fines terapéuticos.
Parte 2. La parafina con fines terapéuticos y sus efectos. Parte 3. Los diferentes tipos de parafina.
Empresas Morosas Contamex
Índice A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z 0-9 Otros
Regístrese Gratis
Oficina Matriz México: México, Estados Unidos, Canada, España, Centroamérica, Caribe, Resto del Mundo. Av. Insurgentes Sur 553 - 7o Piso, Col. Escandón. 11800 México D.F.

Oficina Comunidad Andina:
Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Bolivia. Oficina Mercosur: Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay.

Copyright © 2000 - 2014
Políticas de uso Reportar Errores a QuimiNet.com